domingo, 18 de octubre de 2015

EL LIGUERO MÁGICO



Alicia Cazorla es una joven que acaba de heredar el castillo de Torres Negras, un lugar que se dice encantado y donde viven un sin par grupo de personajes extravagantes: un gigante que solo obedece si le das las órdenes al revés, un jorobado, un enano con un brazo paralizado, un hombre lobo gay, etc. 
Para hacerse cargo de la propiedad antes deberá firmar los papeles de la herencia que le lleva Armando Bollos; lo que ninguno de los dos sabe es que en la herencia también va incluido un cofre de monedas de oro, un cofre que deberán encontrar a través del Liguero del Terror…


El Director de esta versión española de la Hammer es Mariano Ozores, prolífico director español que también es responsable de: Objetivo Bi-ki-ni, El Erótico Enmascarado, Yo Hice a Roque III (comentada en este blog en Febrero del 2008), Cristóbal Colón de Oficio Descubridor (Enero 2009)




Ente los actores destacaremos a: Andrés Pajares (Los Extremeños se Tocan, Los Bingueros, Playboy en Paro, Makinavaja el último Choriso), Adriana Vega (Trampa Sexual, Viciosas al Desnudo, La Masajista Vocacional, El Cid Cabreador), Antonio Ozores (Los Ladrones Somos Gente Honrada, Una Señora Llamada Andrés, Cuentos de las Sábanas Blancas, El Equipo Aahhgg), María Luisa Ponte (Ensayo General para la Muerte, La Isla de la Muerte, Caray con el Divorcio, Bajarse al Moro)




Estamos en plena época del destape en España y las películas proliferaban como churros (casi como en Bollywood), la apertura tras la dictadura del infame general Franco animó a producir gran cantidad de obras; uno de los más prolíficos (y taquilleros) fue Mariano Ozores, en sus obras veíamos dos de las cosas que más faltaron en la dictadura (junto con la libertad y la comida): humor y… tetas y culos por supuesto; sus producciones rebosaban de ambas cosas y encumbraron a estrellas del cine patrio a Andrés Pajares, Fernando Esteso o a su propio hermano, el sin par Antonio Ozores (junto a tantos otros), ellos fueron las star sistem de una época en la que el país buscaba zafarse de 40 años de opresión, y ellos (que merecen un sincero homenaje) consiguieron dibujar una sonrisa en la cara de una gran parte de los españoles que la necesitaba, casi tanto, como el comer.




Pero volvamos a la película, es una producción de bajo presupuesto (aunque más alta que la media de Mariano Ozores que en esa época rodaba y guionizaba hasta siete películas al año) lo que en este caso ese hecho la hace más graciosa, para empezar tenemos un castillo… (foto inferior), que ya puestos, si vas a rodar casi todo en estudio hacedle un plano a cualquier castillo de la gran Castilla y santas pascuas… El guión no es gran cosa y rechina en algunas ocasiones, no en vano la película es una serie de gags (más o menos cómicos) hilados sobre una trama que sirve para eso, para mantenerlos unidos.




En el reparto veremos a un gran número de cómicos de la época en sus papeles más frecuentes: María Luisa Ponte (mujer autoritaria amargada), Antonio Ozores (pícaro hombre serio), Andrés Pajares (sex simbol cómico), María Isbert (mujer desequilibrada), Luis Lorenzo (gay), José Carabias (enano); hay un actor que en principio confundí con Quique San Francisco (por su gran parecido con Martin Feldman) pero que en realidad se llama Blaki y también tiene un gran parecido con Martin Feldman por lo que en esta película interpreta a Igor, el palafrenero que cuida a los caballos, en Septiembre se le usa de espantapájaros  y en Enero como Felpudo.




La película que, como era de esperar, no tiene nada de terror está plagada de chistes, algunos típicos y tópicos, chistes verdes, como no podría ser de otra manera, chistes políticamente incorrectos (recuerdo que en los ochenta el cómico Arévalo era muy conocido por sus chistes de gangosos y La Esmeralda por sus chistes de mariquitas y nadie se escandalizaba por ello) y también tiene gran cantidad de chistes sobre política, sobre la política de los años 80, unos chistes que las nuevas generaciones no llegarán a comprender (incluso a mí que soy hijo de esa época se me escapan algunos), pero no importa, estoy seguro que las nuevas generaciones no llegaran a comprender esta película… nunca.




Me ha dado la impresión viendo la película que el bueno de Mariano le daba manga ancha a sus actores y les permitía que improvisasen lo que quisieran; es solo una impresión, pero en el video que os pongo a continuación Andrés Pajares ya llevaba un buen rato en camisón abrazado a Adriana Vega, al finalizar la escena y después de agarrarle un pecho de forma totalmente gratuita se excusa que se hace pis para avanzar agarrándose el miembro viril; yo no digo nada pero quizá, solo quizá, tenía montada la tienda de campaña y no quería que se le viese…

video



Si os animáis a ver esta película (si no la habéis visto ya), veréis cero sangre, cero gore, pero tetas y culos a cascoporro, también gran cantidad de chistes con más o menos gracia, unos escenarios hammerianos que seguramente fueron usados antes o después por Armando de Ossorio o Jess Franco, y la transformación en hombre lobo más cutre de la historia del cine, el actor se cae al suelo y mediante la técnica de stop motion se le van colocando pelos en la cara hasta que se transforma en el terrible hombre lobo… pero esto es una comedia, es probable que se buscase ese efecto… o no.




EL LIGUERO MÁGICO
Lo Mejor: Volver a ver una de esas películas vista en secreto en la niñez y que, aunque no lo parezca, fueron auténticos taquillazos en los cines de todo el país.
Lo Peor: Que estas películas han envejecido fatal, y solo comprendiendo las circunstancias de la época en que se rodaron pueden disfrutarse en todos sus matices, que tampoco es que sean…

Puntuación: 3
El Buen Doctor Afirma: Desde aquí un fuerte abrazo a todas aquellas personas que durante la dura época de la Transición Española se esforzaron en abrir las mentes de los españoles y/o lucharon por poner una sonrisa entre un pueblo que venía arrastrándose por culpa de 40 años de dictadura, y que pugnaba por salir adelante.



No hay comentarios: