viernes, 27 de septiembre de 2013

ASYLUM OF SATAN



La pianista Lucina Martin es tratada por el Doctor Nolan por una afección nerviosa. Con el fin de mejorar el tratamiento es trasladada al hospital de reposo de Pleasant Hill, un lugar dirigido por el milagroso Dr. Specter, un lugar donde nada es lo que parece…


El director de este modesto film es William Girdler, autor de otros subproductos de los años 70 como Abby (una Blaxploitation con tintes satánicos), Sheba Baby (otra Blaxploitation con una joven Pam Grier matando gángsters), The Zebra Killer, Grizzly, El Día de los Animales (con Leslie Nielsen cuando hacía películas serias) ó Retorno Desde la Quinta Dimensión (Con Tony Curtis cuando dejó de hacer películas serias). No hizo cine más allá de los 70 porque falleció en 1978. Hay que reconocer que lo mejor de las películas del bueno de William son sus carteleras:






     
Y buscando dichas carteleras he descubierto que incluso han escrito un libro sobre él:


Volviendo a la película que me voy un poco por las ramas, entre los actores podemos destacar a: Carla Borelli (El Abuelo está Loco, Billy Jack Goes to Washington, ¿Quién dice Locos? Y tropecientas series para televisión, la mas conocida Falcon Crest), Mimi Honce (Bisturí, The Lincoln Conspiracy, Los Aniquiladores) y el resto… solo ha hecho esta película y unos pocos elegidos otra película más lo que demuestra que William Girdler hizo su primera película con un montón de amigos que seguramente no cobraron porque no repitieron en ninguna de sus películas posteriores, a excepción de Charles Kissiger que participó en casi todas sus películas posteriores pero solo en sus pelis, no hizo ninguna película que no estuviese rodada por Girdler (una amistad en toda regla).





 
Esta película que podréis encontrar en castellano como Hospital de Satán u Hospital Satánico es una película rodada con muy pocos medios pero que resulta entretenida, el ritmo es correcto y los actores, curiosamente, no lo hacen nada mal a excepción de Nick Jolley que como héroe de acción deja bastante que desear (foto inferior). Los efectos especiales son un poco “especiales” pero al ser una peli de bajo presupuesto es comprensible y te hacen reír un rato.




Si os animáis a verla veréis una cinta de terror psicológico con unos toques de terror gótico y un zombie que no viene mucho a cuento pero es de agradecer, veréis una escena realizada con Stop Motion con insectos de plástico de esos que se compran en los kioscos que es realmente hilarante, una escena en una comisaría totalmente surrealista producto de los arquetipos propios de este tipo de cintas (en los que nunca se le explica bien a la policía lo que pasa) y del talento interpretativo de Nick Jolley (muy, muy escaso). También disfrutareis de un tipo vestido con un traje enterizo de Diablo de goma absolutamente descacharrante, que calor tuvo que pasar el pobre actor al que le endosaron el papel, posiblemente sucedió algo así;

- William Girdler: Tengo un papel para ti en mi película…
- Colega de William Girdler: ¡Que guay! ¿De que?
- William Girdler: Vas a ser… ¡El Diablo!
- Colega de William Girdler: ¡La ostia, como mola! Gracias tío, gracias.

Finalmente no moló nada.



 
En esta cinta encontrareis un poco de sangre, un poco de pseudo Gore, cero tetas y culos, unos insectos de plástico, un actor travestido que no es quien pensáis, un diablo de goma que da muy poco miedo, unos pacientes ensotanados que son lo mejor de la película y poco más; una peli que no ofende a la vista pero que si no fuera por sus efectos “especiales” y su banda sonora setentona compuesta de tres canciones pasaría sin pena ni gloria.



 
Y como de costumbre otros carteles encontrados en la red:




ASYLUM OF SATAN

Lo Mejor: Las risas que te echas.
Lo Peor: Nick Jolley, uno de los actores menos creíbles jamás vistos.

Puntuación: 3,5

El Buen Doctor Afirma: Después de la absoluta mediocridad de las últimas pelis vista para este blog al menos esta me ha entretenido.





1 comentario:

autotomiarelatos dijo...

Tal vez se podría sustituir eso de esfectos especiales por algo como "defectos" especiales para películas como esta, sobre todo por el diablo ese de goma-espuma tan brutal y, a la par, penoso. Estoy seguro de que la escena fue tal y como usted la describe. ¡Saludos!