lunes, 22 de septiembre de 2014

DOS NACOS EN EL PLANETA DE LAS MUJERES


Estamos en el futuro, en el Cabo Guayabitos (México) la fuerza aeroespacial mexicana pone en órbita una nave espacial destinada a colonizar planetas desconocidos, desgraciadamente la nave toma la Ruta Azul y cae en un planeta donde solo viven mujeres, y algunas de ellas no están muy conformes con la llegada de hombres provenientes de otro planeta.


 El director de este esperpento es Alberto Rojas, actor de numerosas películas y director de unas pocas como: Un Macho y sus Puchachas (y sus tres secuelas pero no sus tres precuelas), Acapulco Gigoló, Me asusta pero me Gusta ó Los Enredos en la Casa Blanca: Monico Lenguisky; como podéis ver todo cine para todos los públicos.




 Y entre los desconocidos actores señalaremos al director Alberto Rojas (Santo en el Tesoro de Drácula, Cuernos Picantes, Escuela de Placer, Quítenme la Calentura), Cesar Bono (Picardía Mexicana, Ah Que Viejas Canciones tan Calientes, Las Traigo Muertas, 3 Lancheros muy Picudos), Lorena Herrera (La Isla de los Alacranes, Justiciero Callejero, La Fichera más Rápida del Oeste, Herencia Diabólica), Jacaranda Alfaro (La Portera Ardiente, Para Todas Tengo, Narcosatánicos Diabólicos, Bill Gritón Vs Monica del Whisky)




Bueno, os prometí una auténtica bizarrada y aquí está, dudo mucho que casi nadie haya visto esta película (a excepción de algunos de nuestros lectores mexicanos), estamos ante una comedia de ciencia ficción casi al nivel de El Ete y el Oto (comentada en este blog en Julio del 2008) pero un poco mejor (solo un poco). Tiene un presupuesto bastante escaso que en su mayoría se fue en contratar mujeres de buen ver para llenar el planeta, el equipo de atrezzo se tuvo que conformar con varios metros de papel aluminio, unas pieles de mentira, unas tiendas de campaña, un par de carritos de golf y mucha, mucha imaginación, como ejemplo ved en la foto inferior como usan una lámpara flexo dorada como micrófono de alta tecnología.





 La película esta casi toda rodada en exteriores, en un ambiente desértico donde se ubica la ciudad de Rejum (Dios mío, que juego de palabras mas ingenioso) el resto son escenarios Scifi de mercadillo, tan de mercadillo que ni las puertas se mueven a los lados cuando pasan los actores. Las actuaciones son bastante malas pero para una comedia erótica de este pelaje tampoco hace falta mucho nivel; los chistes son bastante básicos aunque reconozco que a veces he sonreído de lo absurdos que son, la cara de los actores principales son todo un poema, quizá sean un dúo cómico de México pero lo desconozco. 





Si os animáis a ver esto (primero habréis de encontrarla, pero en Youtube hay  cosas hasta para enmarcar…) no veréis sangre ni gore pero si una dosis de tetas y culos (era esperable), veréis escenas de pelea lamentables, un periquito totalmente insufrible y el final más políticamente incorrecto que he visto en muchos años, un final que ahora no estaría bien visto igual que los chistes de mariquitas o de gangosos (famosos en su época y que llevaron a Arévalo al culmen de su carrera). También aprenderéis rudimentos básicos de supervivencia en el espacio exterior, por ejemplo: si caéis en un planeta desconocido lo primero que debéis hacer es despojaros de vuestro traje espacial y haceros un taparrabos con la tela de un sofá viejo que previamente habréis embarcado en la nave. Por cierto y para terminar, en el Planeta de las Mujeres creen en Dios, no se si ese detalle fue incluido por guasa, por convicción, por obligación o simplemente por equivocación.





DOS NACOS EN EL PLANETA DE LAS MUJERES

Lo Mejor: Que ya he visto esta bizarrada y que no tendré que ver nada tan malo en muuuuucho tiempo…
Lo Peor: Que ni yo mismo me lo creo.

Puntuación: 1,5
El Buen Doctor Afirma: Si el cine consigue que un individuo olvide por dos segundos que ha aparcado mal el coche, no ha pagado la factura del gas o ha tenido una discusión con su jefe, entonces el Cine ha alcanzado su objetivo… No es mía, es de Billy Wilder pero resume bien el porque nos gusta tanto el cine, incluido el de este blog.


No hay comentarios: